Penso mas não existo

He estado una semana en Lisboa, recorriendo sus calles, sus rincones, sus historias… En una de tantas caminatas, con sus cuestas, su empedrado y sus detalles, miro hacia la izquierda y me llama la atención una pintada en lo alto de una fachada, en mi afán por fotografiar todo aquello que me genera curiosidad hagoSigue leyendo “Penso mas não existo”